La distribución nocturna contribuye a un notable ahorro de costes.

La distribución de mercancías en horario nocturno reducirá hasta un 9,4% los costes por tonelada transportada y supondría una reducción de kilómetros de cerca del 7%, según un estudio que elaboró la asociación de fabricantes y distribuidores (Aecoc) para analizar el transporte terrestre en las ciudades.

El estudio de Aecoc no reflejaba cómo afectaría la logística nocturna al transporte aéreo o al de contenedores en el transporte marítimo, pues únicamente se centraba en las consecuencias que tendría en el tráfico terrestre, en el que ahorraría una media de diez viajes semanales. – See more at: http://www.moldtrans.com/la-distribucion-nocturna-contribuye-un-notable-ahorro-de-costes/#sthash.ZWL6P8fd.dpuf

Según el informe, presentado en el V Foro Aecoc del Transporte Urbano de Mercancías, la distribución de mercancías en horario nocturno incrementaría la velocidad media del transporte en un 34%, debido a la mayor fluidez del tráfico a esas horas y a la utilización de vías que, en determinados días o fechas concretas, están vedadas a los camiones de gran tonelaje.

Además también sería provechoso para los ciudadanos en general, pues el estudio concluye que eliminaría un alto porcentaje del tráfico de vehículos de reparto en hora punta en las ciudades, concretamente el 92% de este. Igualmente, mejoraría la sostenibilidad de las áreas urbanas, dado que el informe apunta que, si solo el 20% de los puntos de venta de cada ciudad distribuyera en horario nocturno, los índices de eficiencia y sostenibilidad aumentarían notablemente.

Cabe concluir que, con estos datos en la mano, las empresas de distribución trabajan para la mejora de sus costes y disminución de los plazos de entrega, reduciendo kilómetros de circulación de sus camiones y furgonetas, al mismo tiempo que se produce una mejora en el desplazamiento interior de las ciudades para quienes usan sus vehículos particulares para desplazarse por las ciudades en las horas punta de tráfico y una reducción en las emisiones de CO2.

 

Fuente: Moldtrans